lunes, 26 de noviembre de 2012

Ética al final de la vida




Recientemente la Comisión Gallega de Bioética ha elaborado un documento sobre cuidados al final de la vida, que os doy a conocer y recomiendo su lectura.
El sistema sanitario ha experimentado un avance espectacular  en materia científico-técnica, lo que ha supuesto una mejora en las condiciones de vida de las personas pero también una medicalización de la vida y una excesiva tecnificación del proceso final de la vida. Ese avance técnico no parece que haya sido acompañado del necesario humanismo que debería  acompañar un proceso tan emotivo y con tanta significación en la biografía de una persona como es el momento de su muerte. Es y ha sido una asignatura pendiente en el sistema sanitario, que intentará corregir este documento de recomendaciones. Para mí es una satisfacción enorme haber aportado un granito de arena  en su elaboración.
Muchos profesionales encuentran dificultades  ante el final de la enfermedad  sin saber bien que hacer en estos casos. Como se dice en este documento: para la mayoría de los seres humanos, morir es un proceso  dramático, quizás ahora más que nunca, porque los límites de la vida se han vuelto imprecisos y susceptibles de ser alterados a la vez que las decisiones sanitarias sean más complejas y difíciles.
Pues bien, en este documento además de las recomendaciones dirigidas a los profesionales, pacientes y administración sanitaria, encontraras un capitulo dedicado al marco conceptual y terminológico con los conceptos más frecuentes que intervienen en el final de la vida. Y otro de anexos normativos, para conocer la normativa al respecto siempre desde el ámbito geográfico de la Comunidad Gallega. Para acceder a este documento pinchar en el enlace de arriba (cuidados al final de la vida). Espero que sea de vuestro interés y que si tenéis ocasión lo llevéis a la práctica. 

Localizador de visitas

La ética de la investigación

CIOMS, tal como se la conoce por sus siglas en Ingles (Council For International Organizacions of Medical Sciences) ha desarrollado, en conjunto con la Organización Mundial de la Salud, un conjunto de pautas éticas internacionales para las investigaciones biomédicas con sujetos humanos, con especial atención a los estudios patrocinados por las naciones desarrolladas y llevadas a cabo en aquellas en vías de desarrollo.

Ver http://www.paho.org/Spanish/BIO/CIOMS.pdf para la versión completa en español de las pautas y los comentarios.

Para ser ética la investigación debe cumplir una serie de condiciones, de acuerdo con la pauta 1ª de la CIOMS :

"La justificación ética de la investigación biomédica en seres humanos radica en la expectativa de descubrir nuevas formas de beneficiar la salud de las personas. La investigación puede justificarse éticamente sólo si se realiza de manera tal que respete y proteja a los sujetos de esa investigación, sea justa para ellos y moralmente aceptable en las comunidades en que se realiza. Además, como la investigación sin validez científica no es ética, pues expone a los sujetos de investigación a riesgos sin posibles beneficios, los investigadores y patrocinadores deben asegurar que los estudios propuestos en seres humanos estén de acuerdo con principios científicos generalmente aceptados y se basen en un conocimiento adecuado de la literatura científica pertinente".

Una investigación puede ser mal diseñada o realizada, produciendo resultados científicamente poco confiables o inválidos. En este sentido, la mala ciencia no es ética. Las revistas deberían acogerse a una serie de principios o pautas para su publicación, lo cual sería una buena práctica.

(Parte de este texto se publicó en la lista gneaupp-ulceras el 29 de abril de 2007)