jueves, 16 de julio de 2009

Cuidado Tranquilo y Etica de la Seguridad

Cuidado Tranquilo, Cuidado Seguro y la Ética de la Seguridad



En este mes de julio la noticia trágica es la muerte del bebé Rayan. Todo el mundo habla de ello. Incluso de más, señalando con el dedo indebidamente. Muchos profesionales de enfermería sienten una inquietud muy grande. Yo puedo pasar por lo mismo. Se habla de gran presión asistencial. De falta de enfermeras especialistas. De supervisión inadecuada. De escasez de enfermeras. Los medios de comunicación utilizan la primera plana y destacan el caso. Ahora, con toda esta historia, todo puede ocurrir, menos que el cuidado sea tranquilo.
La intranquilidad es enemigo de la profesionalidad. Uno ejerce una profesión los criterios que marca su experiencia. Siempre lo trata de hacer lo mejor posible, pero no siempre las cosas salen bien. Y encima uno tiene que trabajar en condiciones precarias, hoy en un sitio, mañana en otro, manejando situaciones difíciles. En esas situaciones de aparente complejidad uno debe desarrollar multitud de capacidades para saber sobrevivir pero ante todo ha de estar tranquilo. Cosa que no ocurre ahora, por que todo el sistema se desmorona y para colmo de los males, te sientes indefenso.

Siempre que se analiza un suceso retrospectivamente las cosas parecen estar muy claras, pero esas situaciones hay que vivirlas para entenderlas. Si no basta mirar el aparente caos que se produce cuando se atiende un politraumatizado en urgencias. El profesional ha de actuar tranquilo, sabiendo que con las prisas puede cometer un error.

Sin embargo, son hechos que son prevenibles. Y conocemos casos similares, incluso sentencias judiciales. Lo que llama la atención es que una situación similar que ya ha sucedido se vuelva a producir y no se tomen otras medidas que culpabilizar al personal.
Apelamos a la Ética de la Seguridad para un cuidado Seguro. Llevamos unos años hablando, escribiendo sobre ello, pero las soluciones viajan despacio. ¿En que consiste la Ética de la Seguridad?

- Implica trabajar la cultura de la seguridad en todos los niveles. La seguridad es cosa de todos, de los que hacen asistencia y de los que están en gestión. Significa que cuando ocurre un incidente debe ser notificado, para que sea analizado y se implanten medidas para que no vuelva a ocurrir. Esto significa aprender de los errores.
- Cuando ocurre un evento adverso, el énfasis se pone en conocer que fallos se han producido, mas que en buscar responsabilidades.
- Implica que la gestión debe volcarse por la seguridad, y que las vidas humanas valen mucho mas que ahorrar unos euros en recursos humanos y materiales.
Todos debemos trabajar por un sistema sanitario más seguro. Solo así uno puede ejercer un cuidado de modo tranquilo.
Angel Alfredo Martinez Ques

Pongo a continuación algunos enlaces a noticias sobre el tema. Nuestras condolencias a la familia de RAYAN por tan triste perdida y nuestro apoyo a todas las enfermeras del Gregorio Marañon que están pasando por momentos muy difíciles y sobretodo a una enfermera que lo único que ha hecho es hacer su trabajo.
Como disminuir los errores médicos:
La defensa de la enfermera culpa al hospital de descuidar la seguridad:
Una mañana en una UCI de neonatos:
La familia de Rayan: 'No sólo la enfermera tuvo la culpa':
Faltan enfermeras y rotan demasiado:

5 comentarios:

Anónimo dijo...

SATSE presenta ante el Fiscal General del Estado denuncia contra el gerente del Marañón

• Por vulnerar el derecho a la presunción de inocencia que garantiza la Constitución

• El gerente calificó los hecho de “negligencia profesional gravísima, sin duda, ni excusa”

Madrid, 17 de julio de 2009.- El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha presentado hoy denuncia ante el Fiscal General del Estado contra el gerente del Gregorio Marañón, Antonio Barba, por las acusaciones vertidas contra la enfermera presuntamente implicada en la muerte de Rayan, sin que se hubiera producido una investigación previa. Para el Sindicato de Enfermería, el gerente ha vulnerado la presunción de inocencia al calificar el hecho de “negligencia profesional gravísima, sin duda, ni excusa”.

La presunción de inocencia es una garantía constitucional que todos los ciudadanos tenemos, y que en el caso de esta enfermera del Gregorio Marañón ha sido claramente vulnerado. El Sindicato entiende que hacer públicamente, y sin que se hubiera producido la investigación oportuna, acusaciones tan graves, rotundas e indubitadas en contra de la profesionalidad de una persona, con claro menoscabo a su dignidad, a su fama y a su propia estimación, es una conducta que puede ser calificada como constitutiva de un presunto delito de injuria tipificado en el artículo 208 del Código Penal.

SATSE solicita al Fiscal General del Estado que dicte las órdenes e instrucciones oportunas para depurar cualquier eventual responsabilidad penal en que haya podido incurrir el gerente de este centro hospitalario.

Al margen de los resultados que arroje la investigación, las gravísimas acusaciones ya vertidas por el máximo responsable del Hospital Gregorio Marañón contra una enfermera, han mostrado a esta trabajadora, ante la opinión pública, como la única e inexcusable responsable de una muerte, por lo que el juicio social a su profesionalidad ya está hecho.

Anónimo dijo...

Ante las desproporcionadas e injustas calificaciones

SATSE exige la contundente rectificación pública del Gerente del Marañón

• La enfermería española reclama respeto y apoyo.

• SATSE exige el cese inmediato de la temeraria rotación de enfermeras.


Madrid, 16 de Julio de 2009.- Tras las declaraciones públicas que el Gerente del Hospital Gregorio Marañón hizo el pasado día 13 de julio, calificando lo sucedido en el hospital como un "terrorífico error profesional cometido por una enfermera", se ha sometido no sólo a una compañera, sino al conjunto de la profesión, a un linchamiento público injusto.

El sindicato de Enfermería, SATSE, exige una contundente rectificación pública por parte del hospital, así como el apoyo que se merece el colectivo por su profesionalidad mostrada de forma continuada. Antes de acusar a nadie o hablar de negligencia, debe hacerse una investigación en la que se esclarezca lo sucedido, los responsables y las circunstancias que rodearon los hechos.

Exigencias
La enfermería española lleva años reclamando todo tipo de medidas de seguridad en su trabajo que redunden también en el bienestar del paciente, por lo que es lamentable que tengan que suceder hechos como el desgraciado accidente por el que falleció Rayan, el bebé nacido de la primera víctima mortal de gripe A, para que se haga evidente la ausencia de estas medidas que, por otro lado, ahora se están intentando paliar implantando un nuevo sistema que evite este tipo de sucesos.

El colectivo de enfermería, más unido que nunca, exige un reconocimiento inmediato de su profesionalidad demostrada día a día con millones de actos sanitarios que realizan soportando condiciones laborales que muchas veces no son las más deseadas.

Además, SATSE exige el cese inmediato de la temeraria rotación de enfermeras que a día de hoy se mantiene en ese centro hospitalario, y el abuso desmedido de la polivalencia profesional.

Florencio Ruiseñor dijo...

Yo estoy totalmente desolado, sobre todo porque tengo la certeza de que nada va a cambiar en el sistema para que esto no vuelva a producirse.

Xosé Manuel Meijome dijo...

Hoy leyendo esta noticia veo que las cosas van, muy a mi pesar, por el camino contrario.

Salvo que el MSPS consiga negociar una modificación o alternativa en la legislación el primer y decisivo paso que es 'notificar' para poder poner en marcha las herramientas de análisis y mejora, no va a gozar de "cobertura" legal.

Angel Alfredo dijo...

En efecto,un sistema de notificaciones requiere una cobertura legal que no existe en este momento. Como se dice en la web del MSPS; http://www.msc.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/docs/informe2_NotificacionyRegistroEfectosAdversos.pdf
"la importancia de una adecuada intervención legislativa en estas
esferas que permita la implementación de un sistema de notificación de eventos adversos, sin que ello implique generar en los profesionales sanitarios un mayor riesgo de fiscalización personal, y sobre todo, sin que el mismo suponga una vía privilegiada de información para terceros. Y ello, fundamentalmente, porque la efectividad de un tal sistema reside en la confianza que los profesionales depositen en el mismo (base sobre la cual se producirá la práctica de notificaciones)".
Creo que despues de todo, ya tienen informes de derecho comparado, saben la opinion de expertos, así que si no lo llevan a cabo mucho me temo que seguiremos sin avanzar.

Localizador de visitas

La ética de la investigación

CIOMS, tal como se la conoce por sus siglas en Ingles (Council For International Organizacions of Medical Sciences) ha desarrollado, en conjunto con la Organización Mundial de la Salud, un conjunto de pautas éticas internacionales para las investigaciones biomédicas con sujetos humanos, con especial atención a los estudios patrocinados por las naciones desarrolladas y llevadas a cabo en aquellas en vías de desarrollo.

Ver http://www.paho.org/Spanish/BIO/CIOMS.pdf para la versión completa en español de las pautas y los comentarios.

Para ser ética la investigación debe cumplir una serie de condiciones, de acuerdo con la pauta 1ª de la CIOMS :

"La justificación ética de la investigación biomédica en seres humanos radica en la expectativa de descubrir nuevas formas de beneficiar la salud de las personas. La investigación puede justificarse éticamente sólo si se realiza de manera tal que respete y proteja a los sujetos de esa investigación, sea justa para ellos y moralmente aceptable en las comunidades en que se realiza. Además, como la investigación sin validez científica no es ética, pues expone a los sujetos de investigación a riesgos sin posibles beneficios, los investigadores y patrocinadores deben asegurar que los estudios propuestos en seres humanos estén de acuerdo con principios científicos generalmente aceptados y se basen en un conocimiento adecuado de la literatura científica pertinente".

Una investigación puede ser mal diseñada o realizada, produciendo resultados científicamente poco confiables o inválidos. En este sentido, la mala ciencia no es ética. Las revistas deberían acogerse a una serie de principios o pautas para su publicación, lo cual sería una buena práctica.

(Parte de este texto se publicó en la lista gneaupp-ulceras el 29 de abril de 2007)