sábado, 9 de enero de 2010

Sobre el posicionamiento de las Direcciones y la practica basada en la evidencia

Un artículo de Montserrat Solis que aparece en la revista NURE, me ha sorprendido gratamente y es por lo que recomiendo su pronta lectura. En el se hacen una serie de observaciones muy interesantes de las que me permito extraer dos cuestiones:

- La primera es que en aquellos centros en los que se dedican recursos a la investigación de enfermería, que cuentan con unidades de apoyo a la investigación y tienen a una enfermera dedicada a la investigación obtienen mejores resultados.

- Otra es la necesidad del posicionamiento de las Direcciones de Enfermería frente al compromiso de mejorar los resultados en salud de los usuarios.

Estas dos cuestiones gravitan sobre la responsabilidad de las Direcciones en la mejora de los resultados en salud. Son aspectos que no pueden ser obviados. Ya no se trata de hacer un número determinado de investigaciones, sino de mejorar los cuidados de salud que ofrecen a los usuarios. ¿Y como mejorar sin investigación? Actualmente, quizás fruto de la crisis económica, se puede estar tentado en atender otras prioridades, antes que a la investigación. Incluso que se desconozca o se obvie estos temas. Craso error. La investigación tiene una dinámica distinta a la clínica con un decalage propio. Y pasar un tiempo sin dedicarle atención y recursos conduce no solo a la parálisis sino al retroceso, y la desmotivación en los profesionales se incrementa. Todo este tiempo perdido entonces es irrecuperable, en la medida que se atenta por omisión contra uno de los motores del desarrollo profesional, que es la investigación.
Y cuando se quiera rectificar, lo cual está en la naturaleza de las cosas, no sabemos que va a ocurrir con todos aquellos profesionales a los que ignoraron. Y lo que es mas importante, ¿Cómo sabemos que los cuidados en salud son los adecuados? ¿O es que no interesa? Cabe exigir un posicionamiento explicito de las Direcciones de Enfermeria, en materia de investigación. O al final quedaremos al vaivén de las olas.
Angel Alredo Martínez Ques
Enlace:

3 comentarios:

Xosé Manuel Meijome dijo...

Tal vez la administración debió reflejar en la jornada laboral tanto la dedicación extra a la formación continuada como la participación en grupos de trabajo... Aún ahora existe un margen de maniobra en los entresijos de la "carrera profesional", pero me da a mí que no hay nada que sustituya a la propia motivación... otra cosa es encontrar quien te oriente y te 'abra la puerta del archivo' cuando quieres investigar.

Tona dijo...

Mi impresión es que seguimos pensando en que investiguen otros.
Las cosas han cambiado porque no podemos estar al margen del mundo, pero la investigación enfermera en nuestro país solo tiene algunos destinos privilegiados.
Yo veo la situación de las direcciones desde dos extremos, por un lado la ausencia total de interese y en el otro la falsa competencia creen que el que decide trabajar en investigación lo hace para medrar.
Y asi estamos en el limbo de los justos.Por cuánto tiempo?

Florencio Ruiseñor dijo...

Las direcciones de enfermería que he conocido, cuatro hasta la fecha, antes y durante la crisis sólo "investigan" -perdón por la broma- la forma de ahorrar cada año en RRHH, en detrimento de la estabilidad, la motivación y la calidad. Hablar de Investigación enfermera es oir musical celestial. Y estoy siendo bastante benévolo en mi valoración.
Saludos.

Localizador de visitas

La ética de la investigación

CIOMS, tal como se la conoce por sus siglas en Ingles (Council For International Organizacions of Medical Sciences) ha desarrollado, en conjunto con la Organización Mundial de la Salud, un conjunto de pautas éticas internacionales para las investigaciones biomédicas con sujetos humanos, con especial atención a los estudios patrocinados por las naciones desarrolladas y llevadas a cabo en aquellas en vías de desarrollo.

Ver http://www.paho.org/Spanish/BIO/CIOMS.pdf para la versión completa en español de las pautas y los comentarios.

Para ser ética la investigación debe cumplir una serie de condiciones, de acuerdo con la pauta 1ª de la CIOMS :

"La justificación ética de la investigación biomédica en seres humanos radica en la expectativa de descubrir nuevas formas de beneficiar la salud de las personas. La investigación puede justificarse éticamente sólo si se realiza de manera tal que respete y proteja a los sujetos de esa investigación, sea justa para ellos y moralmente aceptable en las comunidades en que se realiza. Además, como la investigación sin validez científica no es ética, pues expone a los sujetos de investigación a riesgos sin posibles beneficios, los investigadores y patrocinadores deben asegurar que los estudios propuestos en seres humanos estén de acuerdo con principios científicos generalmente aceptados y se basen en un conocimiento adecuado de la literatura científica pertinente".

Una investigación puede ser mal diseñada o realizada, produciendo resultados científicamente poco confiables o inválidos. En este sentido, la mala ciencia no es ética. Las revistas deberían acogerse a una serie de principios o pautas para su publicación, lo cual sería una buena práctica.

(Parte de este texto se publicó en la lista gneaupp-ulceras el 29 de abril de 2007)