lunes, 7 de enero de 2008

Manuel Solórzano obtiene el primer premio del concurso fotográfico del Hospital Donostia


Nuestro compañero, Manuel Solórzano ha obtenido el primer premio del concurso fotográfico del Hospital Donostia

Manuel Solórzano, del Servicio de Oftalmología, ha sido el ganador de la presente edición del concurso de fotografías de nuestro hospital con su obra "Inocencia". En segundo lugar fue valorada la fotografía de Sonia Azcarate, del Servicio de Digestivo, titulada "Lasaitasuna". Y en tercer lugar, Carlos Callejo con su obra "Lana Agindako Eskuak".

Manuel Solórzano es parte integrante del Grupo de Etica Profesional Enfermera. Desde siempre ha hecho gala de una especial sensibilidad, como queda reflejada en la imagen ganadora. Manuel, nuestra mas sincera enhorabuena.

3 comentarios:

Luis A. dijo...

Enhorabuena amigo Manolo. Muy bonita la foto.

Eva dijo...

Un artista, sí señor. Me ha encantado la foto, manuel, muy buena.
Enhorabuena.

Eva dijo...

Mi más sincera enhorabuena a Manuel.
Me ha encantado la fotografía, mucho, es muy representativa. Ánimo.

Localizador de visitas

La ética de la investigación

CIOMS, tal como se la conoce por sus siglas en Ingles (Council For International Organizacions of Medical Sciences) ha desarrollado, en conjunto con la Organización Mundial de la Salud, un conjunto de pautas éticas internacionales para las investigaciones biomédicas con sujetos humanos, con especial atención a los estudios patrocinados por las naciones desarrolladas y llevadas a cabo en aquellas en vías de desarrollo.

Ver http://www.paho.org/Spanish/BIO/CIOMS.pdf para la versión completa en español de las pautas y los comentarios.

Para ser ética la investigación debe cumplir una serie de condiciones, de acuerdo con la pauta 1ª de la CIOMS :

"La justificación ética de la investigación biomédica en seres humanos radica en la expectativa de descubrir nuevas formas de beneficiar la salud de las personas. La investigación puede justificarse éticamente sólo si se realiza de manera tal que respete y proteja a los sujetos de esa investigación, sea justa para ellos y moralmente aceptable en las comunidades en que se realiza. Además, como la investigación sin validez científica no es ética, pues expone a los sujetos de investigación a riesgos sin posibles beneficios, los investigadores y patrocinadores deben asegurar que los estudios propuestos en seres humanos estén de acuerdo con principios científicos generalmente aceptados y se basen en un conocimiento adecuado de la literatura científica pertinente".

Una investigación puede ser mal diseñada o realizada, produciendo resultados científicamente poco confiables o inválidos. En este sentido, la mala ciencia no es ética. Las revistas deberían acogerse a una serie de principios o pautas para su publicación, lo cual sería una buena práctica.

(Parte de este texto se publicó en la lista gneaupp-ulceras el 29 de abril de 2007)